Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.
Compartir Artículo
X

Ejercicios que puedes hacer durante el 2do trimestre

(0 opiniones)

¿Estás embarazada y quieres hacer ejercicio? Este artículo es para ti.

Jueves, Marzo 7, 2019 - 12:27

Sigue leyendo para aprender que tipo de ejercicios puedes hacer durante el segundo trimestre de tu embarazo.

Una de las mejores decisiones que puedes tomar es mantenerte activa durante todo el embarazo, existe una gran variedad de ejercicios para cada etapa y para cada mamá. Hacer ejercicio, junto con una alimentación saludable, te ayudará a aumentar de peso de manera gradual, prepararte para la labor de parto desarrollando resistencia y capacidad física y también te ayudará a descansar mejor.


Hacer ejercicio tiene beneficios para ti y para tu bebé, continúa con este artículo aprender más sobre cómo ejercitarte ahora que estás en tu segundo trimestre.

 

Primero: la seguridad

Mucha de la actividad física en el embarazo es segura siempre y cuando la hagas con moderación; recuerda que ahora debes aumentar los cuidados por los dos. Evita los ejercicios en los cuales puedan generar riesgos de caídas, por ejemplo, andar en bicicleta o patinar.

 

Puntos a tener en cuenta:

  • Procura hacer ejercicio de bajo impacto como la natación, caminata o yoga.
  • Los ejercicios deben ser de un nivel bajo de esfuerzo, hasta por 30 minutos diarios, de tres a cinco veces por semana.
  • Haz ejercicio con un entrenador durante el embarazo si es posible.

 

¿Cuándo debo suspender los ejercicios?

  • Si te empiezas a marear.
  • Si empiezas a sentir que sube demasiado tu temperatura.
  • Si te sientes deshidratada
  • Si hay dolor abdominal, pélvico o sangrado.

No olvides tomar suficiente agua para mantenerte hidratada durante cada sesión de ejercicio.

 

¿Qué ejercicios puedo hacer?

 

Caminar

Caminar es una actividad perfecta para el embarazo y es parte de nuestra vida diaria. De hecho, existen algunos Profesionales de la Salud que recomiendan que las mamás caminen por horas durante la labor de parto antes de dar a luz. Procura caminar a una velocidad en el cual tu ritmo cardiaco se sienta estable y que no te canses con rapidez. Utiliza los zapatos y ropa deportiva adecuada.
 
Para complementar tu caminata, puedes mover tus brazos. Caminar rápidamente ayuda mucho a tu corazón, puedes hacerlo 30 minutos al día, de tres a cinco veces por semana. Si apenas estás comenzando a ejercitarte, puedes empezar caminando 10 minutos al día y aumentar el tiempo y la velocidad gradualmente.

 

Nadar

El agua es relajante y el movimiento es de bajo impacto, puede ayudarte a desarrollar tu fuerza y capacidad aeróbica. Procura hacer ejercicios que te ayuden a fortalecer los músculos de tus brazos y piernas, sin tener que torcer el abdomen.
 
Si ya nadas con regularidad, puedes hacerlo de tres a cinco veces por semana, 30 minutos por sesión. Si eres nueva y quieres nadar, pregúntale a un entrenador de natación para que te ayuden a desarrollar una rutina segura y comenzar despacio.

 

Yoga

Las rutinas de yoga suaves y de bajo impacto son las favoritas de muchas mamás. Te ayudará a estirar tus músculos y reducir algunos de los dolores durante esta etapa, como el dolor de espalda baja además de mejorar la presión arterial.
 
Aprender a respirar junto con los movimientos de tu cuerpo también es benéfico para ti, sobre todo durante la labor de parto.
 
Si ya practicas yoga, continúa con tu rutina siempre y mientras te sigas sintiendo cómoda. Evita las posiciones en las que necesites mucho equilibrio y puedas caerte, las posiciones en las que tengas que torcer el abdomen, las poses invertidas (en las que tus pies por alguna extraña razón terminan en tu cabeza). Es mejor que optes por las posiciones sobre tu espalda. No te preocupes si no puedes lograr posiciones de yoga desafiantes; lo importante es mantenerte activa, después tendrás bastante tiempo para ponerte al corriente con el yoga avanzado.
 
Puedes practicarlo de tres a cinco veces por semana, pero si quieres practicar bajo impacto todos los días, adelante. Treinta minutos de yoga es una rutina saludable, pero puedes hacer más si te gusta.

 

¡Cuida la alimentación!

Complementa tus rutinas de ejercicio con una buena alimentación durante esta etapa. Si vas a llevar a cabo algún tipo de actividad física, debes alimentarte bien para evitar el riesgo de anemia o descompensación. Los alimentos con DHA pueden aumentar la duración del embarazo, ayudando a las madres a llegar a un término saludable y completo, disminuye el riesgo de tener un bebé prematuro y reduce las complicaciones durante el parto.
 
También es recomendable el consumo de multivitamínicos que complementen tu rutina de ejercicio y además te aporten todos los nutrimentos en la cantidad y calidad que tú y tu bebé necesitan.

Leer más

Únete a nuestro club

Ser padres puede más sencillo con solo un clic. Encuentra recomendaciones y soluciones para tus dudas más frecuentes.

  • Aprende sobre nutrición a tu ritmo.
  • Contáctanos y comparte tus consultas.
  • Prueba nuestras prácticas herramientas

Registrarme

Contenido Relacionado
Revisión de Artículos

0 opiniones