Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.
Compartir Artículo
X
¿Con quién dejo a mi bebé?

¿Con quién dejo a mi bebé?

(0 opiniones)

Volver al trabajo está bien, pero encontrar a esa persona excepcional que va a cuidar de nuestro pequeño tesoro es indispensable para dar el paso. Guardería, o niñera a domicilio: ¿Qué opción elegir? ¿Hay una mejor que otra? Una decisión complicada...

Martes, Noviembre 24, 2015 - 22:36

Nada más conocer su estado, muchas embarazadas empiezan a mover cielo y tierra para encontrar un lugar en una guardería o a una niñera de confianza. En esta especie de carrera de obstáculos para dar los mejores cuidados a nuestro pequeño, la capacidad de anticipación facilita enormemente las cosas. ¿Qué preguntas debemos plantearnos? ¿Cuáles son las ventajas y los inconvenientes de las distintas opciones? He aquí algunos aspectos clave que conviene tener presentes a la hora de decidirse.

Los pros y los contras de cada opción

Ante todo, debes ser consciente de que, cualquiera que sea la solución, tendrás que renunciar a algunas cosas. La opción perfecta no existe: cada una tiene sus ventajas y sus inconvenientes. Tendrás que decidir cuál se adapta mejor a tu situación en función de tus prioridades.

La guardería

• Pros: es un lugar de socialización y desarrollo pensado específicamente para los bebés. Los profesionales tienen formación especializada. El costo del servicio es inferior que el de la contratación de otros tipos de cuidados.
• Contras: es difícil conseguir espacio. Los horarios son estrictos y no queda más remedio que adaptarse. Los niños que van a la guardería suelen estar enfermos a menudo, porque las enfermedades se transmiten fácilmente. Además, muchas guarderías no los aceptan cuando están enfermos.

La niñera a domicilio

• Pros: es la solución más sencilla, porque no tienes que desplazarte. Además, la niñera puede adaptarse a tus necesidades. El bebé es el centro de todas sus atenciones porque es el único que está a su cargo, y puedes recibir un informe detallado sobre todo lo que ha hecho al final del día.
• Contras: tendrás que confiar en la persona elegida al 100 %, porque es muy posible que no tenga formación ni experiencia en el cuidado de bebés o niños. Si se pone enferma, puedes encontrarte en un problema. Además, cuando el niño crezca, es posible que se aburra un poco. Es también el sistema más caro.

El cuidado compartido con otra familia

• Pros: puedes adaptar los horarios a tus necesidades. El bebé no pierde sus referencias, porque la mitad del tiempo está en casa.
• Contras: no es fácil encontrar a una familia que viva cerca, con la que te entiendas, que tenga horarios parecidos a los tuyos y que comparta los mismos valores en materia de educación. En cuanto al precio, es relativamente alto.
 
La guardería por horas

• Pros: es una opción a la carta para las madres que no trabajan. El bebé puede estar allí unas horas determinadas, que varian según la guardería, y descubrir los encantos de la vida en sociedad bajo la atenta mirada de personal especializado.
• Contras: hay pocos espacios (vale la pena reservar con varios meses de antelación) y los horarios son estrictos.

Un miembro de la familia
• Pros: conoces perfectamente a la persona que se quedará con el bebé, lo que te ahorrará mucho estrés. Además, se adaptará a tus horarios y necesidades y creará un vínculo muy estrecho con el bebé.
• Contras: todo lo relacionado con la educación del bebé puede ser una fuente de divergencias. Además, un bebé requiere mucha energía: ¿sus abuelos la tendrán en cantidad suficiente para ocuparse de él durante todo el día?

¿Cómo lo vivirá el bebé?

Para tu bebé, el hecho de que empiece a cuidarlo otra persona representará un gran cambio. Para que lo acepte bien, es importanteexplicarle las razones del cambio y prever un periodo de adaptación: durante esta fase tendrás que hacer lo posible para que tu bebé se acostumbre progresivamente a su nueva rutina, acompañándolo primero, dejándolo solo unos minutos al principio y, después, cada vez más tiempo. Esta inmersión progresiva, que se lleva a cabo de forma sistemática en las guarderías, puede ser útil también en caso de contratar a una niñera o incluso al dejar al bebé con su abuela. ¡El bebé tiene mucho que decir! Si, cuando dejas al niño por la mañana o lo recoges por la tarde, se queja, está enojado o se muestra un poco “apagado”, quizá sea su forma de decirte que la opción elegida no le conviene. No dudes en comentar el problema con la responsable de la guardería o con la niñera para ver lo que no acaba de funcionar.

Existen diferentes opciones de cuidado del bebé. Tómatelo con calma, ¡Puedes escoger la que creas más conveniente! Guardería, o niñera a domicilio, cuidado compartido con otra familia, guardería por horas o cuidado por parte de alguien de tu familia.

Alicia, mamá de Julia:
"Al principio, tenía miedo de que Julia estuviera más unida a su niñera que a mí, pero mis temores no estaban fundados. Elena (la niñera) es perfecta: dulce, organizada, sonriente... Hemos creado una relación de confianza. Cuando llego a su casa, me pone la niña en los brazos y desaparece rápidamente para dejarnos solas."

Leer más

Únete a nuestro club

Ser padres puede más sencillo con solo un clic. Encuentra recomendaciones y soluciones para tus dudas más frecuentes.

  • Aprende sobre nutrición a tu ritmo.
  • Contáctanos y comparte tus consultas.
  • Prueba nuestras prácticas herramientas

Registrarme

Contenido Relacionado
Revisión de Artículos

0 opiniones